CATEDRAL NUEVA DE SALAMANCA

Iniciada en 1513, su construcción se prolongó hasta 1560, aunque continuó enriqueciéndose con obras nuevas hasta el siglo XVIII, lo que explica la variedad de estilos: gótico, renacentista y barroco.
El interior impone por su grandiosidad, esbeltez y exquisita decoración de bóvedas y cornisas. Bajo los ventanales del cimborrio, el tambor octonal está esculpido con ocho escenas
de la Vida de la Virgen, concebidas por Joaquín Churriaga ( s.VXIII ), autor también del trascoro.
En el coro, obra de Alberto y José Churriaga,
están situados los dos órganos históricos, uno de estilo barroco y otro plateresco.

Fotografía de Michael Reckling